lunes, 24 de agosto de 2009

Hoy, salvaguardias no, ayer salvaguardias si!

En realidad el ciudadano promedio termina confundido sin lograr entender para que sirve este salvavidas o salva interés económicos de algunos grupos de empresarios con influencias a nivel del gobierno de turno, en pocas palabras la salvaguardia es un impuesto aplicable a cualquier producto proveniente del extranjero, y cual derecho se lo reserva el país de destino, ¿pero que paso con el hilado de la India? Quienes estamos en el negocio de la textil confección sabemos que hoy, es una competencia para el hilado proveniente de la China, motivo por el cual un grupo de empresas presentara una moción a indecopy, buscando de aplicar un impuesto al hilado hindú y así compita con igualdad de precio al Chino, ¿incoherencia del gobierno? Pues en los tiempos del libre mercado, reducción de aranceles, y exigencias de competitividad en precio, ¿Cómo vacilar en engrosar el precio al hilado perjudicando al consumidor final que es el cliente? Simplemente cuando el gobierno practica una política neo liberal, en la concesión de tierras, yacimientos de gas, petróleo, agua y zonas forestales entre otros, señala con el dedo y levanta polvo, donde es hasta irracional que un presidente de la república salga a tomar medidas personalmente, sobre el impuesto al hilado hindú, en resumen: POPULISMO, para así esconder lo que verdaderamente es grande y de interés nacional, como las concesiones de los puertos del Callao, Matarani, Paita etc.

Mas sin escapar muy lejos, triste realidad que 1,165,500 kilómetros cuadrados de tierra peruana no estén en capacidad de suministrar el hilado que gamarra y la textil confección nacional urgen, para satisfacer la demanda nacional y extranjera, es allí donde debe existir la palabra del presidente con una propuesta por revertir esa situación, con un plan estratégico nacional de promoción para la tecnificación en el cultivo de la semilla de algodón y su proceso hasta ser un hilado competitivo para el mercado nacional, un programa de Estado que genere empleos en el agro y tecnificación a esta industria, un país con futuro demanda de acciones estadistas, y no de lo mediocre que es sentarse y observar la dependencia que tenemos de un insumo que proviene de la otra parte del mundo, y dios sabe con que procesos de producción pues allá hasta la basura la reciclan para hacer telas baratas, en fin.

Estimados lectores, al paso que van las cosas y observadores de cómo en los últimos años nuestra dependencia por el insumo extranjero es mayor, muy de seguro en el próximo quinquenio y peor aun, no será rentable para nosotros el comprar hilado de la india ni de la china, si no mas bien comprar el producto confeccionado por ellos, como polos, pantalones, camisas, faldas, etc, etc, lamentablemente vemos un futuro negro para la mano de obra de la textil confección nacional, y basta ver a Topy top, que es el tercer gran importador de manufacturas textiles fabricadas en la China; en tanto, no hay que pecar de chauvinistas y cerrar los ojos, gracias. Visita: www.arturozavalagamarra.com

No response to “Hoy, salvaguardias no, ayer salvaguardias si!”

Leave a Reply